Top Gun

martes, agosto 15th, 2017

Producción estadounidense estrenada oficialmente el 16 de mayo de 1.986, conocida en España con el subtítulo de «Idolos del aire» y en Hispanoamérica como » Pasión y Gloria», que con un presupuesto de apenas de 15.000.000 de dólares consiguió la asombrosa recaudación de 356.000.000 de dólares, convirtiéndola en la película más taquillera de aquel año. Ello originó una serie de fenómenos extra-cinematográficos como un aumento espectacular del reclutamiento de la Aviación Naval y en la Fuerza Aérea de Estados Unidos, que se pusieran otra vez de moda las viejas cazadoras de aviador, mitificadas durante la II Guerra Mundial o la imagen del cartel de promoción del filme cubriera infinidad de carpetas de quinceañeras.

Representaba un ambicioso proyecto por parte de la «Paramount Pictures», contando a los conocidos Don Simpson y Jerry Bruckheimer como productores ejecutivos, contratando al inglés Tony Scott para desempeñar la tarea de director, agenciándose los servicios del operador Jeffrey L. Kimball, sirviéndose del guión original de Jim Cash y Jack Epps Jr., empleando al alemán Harol Faltemeryer y al italiano Giorgio Moreder para la musicalización, disponiendo de la labor de edición por parte de Chris Lebenzon y Billy Weber; para el casting se recurre a una serie de figurantes, la mayoría en aquel momento pocos conocidos, destacando la presencia de Tom Cruise, Kelly McGillis, Anthony Edwards, Tom Skerritt, Val Kilmer, Michael Ironside, Meg Rayan, Rick Rossovich, Barry Tubb, Duke Stroud o Clarence Gilyard.

El Libreto de Cash y Epps Jr. cuenta la historia de un oficial de la Aviación Naval conocido con el sobrenombre de Maverik, que destaca por su carácter indisciplinado a la vez de audaz y temerario, hijo de un aviador muerto en extrañas circunstancias durante la guerra de Vietnam; es íntimo amigo de Goose, el operador de radio de su nave, con un perfil psicológico mucho más tranquilo, casado y padre de un niño corta edad. En un incidente con los soviéticos, Maverick intercepta un «Mig» aumentando de este modo su propia leyenda. Debido a la renuncia del teniente Cougar, Maverick y Goose son mandados a la academia de Armas de Combate de la Armada en la localidad de Miramar, en la área metropolitana de San Diego, en California, conocida coloquialmente por los pilotos como «Top Gun», dirigida por el recto mayor Bradshaw. En el adiestramiento Maverick se hará rival de Ice Man, otro osado oficial y se enamorará perdidamente de la instructora civil llamada Charlie.

Obviamente para la realización de la cinta se necesitaba la colaboración de los altos mandos militares que imponen una serie de cambios en el guión original, como que el percance del principio fueran en aguas internacionales en vez de las costas cubanas y la docente experta en aeronáutica no fuera castrense, debido a que el reglamento interno de las fuerzas armadas estadounidenses prohíben la confraternización entre miembros de su personal.

Ante esta labor nos encontramos con un buen e inteligente producto de marketing, que en otros sectores económicos lo veríamos mayoritariamente como un gran logro y que nos hace recordar que el cine es también industria y necesita de buenos resultados comerciales para su sostenimiento y supervivencia, pudiendo de este modo evitar las penosas subvenciones llenas de clientelismo, picaresca y manipulación ideológica que nos encontramos con bastante frecuencia en los sectores audio-visuales de otros lares.

Podemos deleitarnos en una gran dosis de entretenimiento, en una forma cinematográfica llena de estilo y también, aunque no lo parezca en las primeras lecturas, de cierta provocación, donde se quiere mezclar sin rubor escenas llenas de acción y desafío, con momentos realmente dramáticos y cierta pizca de romanticismo; lo que sí resulta llamativo es la acumulación de elementos vitales, con gran fuerza icónica, siendo un producto de sensaciones más que de creatividad propiamente dicha.

Tony Scott es consciente de su papel como director de perfil eminentemente artesano y no sufre delirios narcisistas, ni egos infundados, creyéndose sólo una pieza de un engranaje en que se siente deudor desde el primer instante; hermano del gran Ridley Scott, que fundaran juntos la «Scott Free Productions» y asimismo proveniente del mundo publicitario y no es hasta la fecha de 1.983, cuando consigue por fin realizar su primer largometraje titulado «El Ansia», una cinta británica, aunque rodada en Norteamérica, de terror poco convencional y basada sobre todo en la fuerza hipnótica de un sorprendente y morboso trio formado por Catherine Deneuve, Susan Sarandon y David Bowie.

«Top Gun» resultaba de este modo su segunda película en la que cambia por completo los registros de la anterior, por lo que quiere y desea imponer un criterio pragmático y mercantil, aunque no le impide tener una dirección vigorosa, promoviendo a una serie de fotogramas llenos de ardor y desafío, en espectaculares movimientos de vuelos por parte de los aviones de combate, en un virtuosismo de gran pericia técnica.

Hay una influencia notable del lenguaje publicitario y de la estética del video-clip, muy en boga en los 80, creando una cierta forma de cinema para el «Gran Público» que estaría bastante presente en los próximos años, respirando en cada momento vivacidad y despreocupación, características de los adolescentes y jóvenes de la época por lo que se convirtió en un auténtico elemento representativo de toda una generación.

Reconociendo que el libreto de Cash y Epps adolece de complejidad, con una búsqueda fácil de tópicos y lugares comunes, sin apenas matices, presentando a unos personajes poco definidos, pero mostrando por otra parte un tangible carácter legendario e incluso épico y a pesar de poseer una trama llena de agujeros, resulta muy atractiva y entretenida, teniendo en cuenta el consabido militarismo y nacionalismo inspirado por la presidencia de Reagan, a lo que se suma una fotografía espectacular de Kimball, recreándose en bellos atardeceres y en apacibles rincones californianos, una banda sonora sensible y fulgente surgida de la batuta de Faltermeyer y Moroder, en la que se añade canciones originales como «Take My Away» de la banda canadiense «Berlin», «Playing with the boy» y «Danger zone» del solista Kenny Loggins, así como nuevas versiones de «Great Balls of Fire» del mítico Jerry Lee Lewis y «You´ve Lost That Lovin’felling» del duo vocálico «The Righteous Brothers, junto con una edición inteligente y precisa de Lebenzon y Weber.

En el apartado interpretativo es de resaltar las glosas de Tom Cruise en el papel de Maverick, enormemente carismático, rebosando actividad por los cuatro costados, exhibiendo cara a la galería una serie de poses chulescas y malotas, con algún puntillo machista que hoy en día sería mal recibido por la corrección política imperante y convirtiéndose en la que iba a ser una de las grandes estrellas del universo de Hollywood de las ultimas décadas, sin olvidarse de la palpable frialdad de Kelly McGillis, transfigurándose en Charlie, aunque sin perder un ápice de compostura que ya la hiciera famosa en por su trabajo en «Unico Testigo» de Peter Weir en el ejercicio anterior y sin olvidarnos de la profesionalidad versada de la mayoría de los secundarios como Anthony Edwards dando vida a Gus, Tom Skerrit metamorfoseando en Bradshaw o a Val Kilmer recreando a Ice Man.

Debido al notorio éxito del filme, Tony Scott continua con los mismos registros en trabajos como «Revenge» y «Días de trueno» en 1.990, «El último boy scout» en 1.991, «Amor en quemarropa» en 1.993 o «Déjà vu» en 2.006. El 19 de agosto de 2.012, el cineasta británico se suicida al tirarse del «Puente Vicent Thomas» en la ciudad de Los Angeles, en un suceso aun no aclarado a día de hoy.

Tras un largo lapso de rumores en que la «Paramount Pictures» produciría una secuela de la cinta de 1.986, por fin se han confirmado oficialmente y se anuncia el comienzo de su rodaje para el año 2.018, repitiendo la fórmula de Jerry Bruckheimer como productor ejecutivo, Tom Croise como actor principal, repitiendo de pareja en la ficción con Kelly McGillis y especulándose la figura de Josep Kosinski como director; la cinta recibiría el título de «Top Gun, Maverik», en que nuevas tecnologías como la utilización de «drones» tendría una importancia capital en la trama.

2 Responses to “Top Gun”

  1. Una película más de sensaciones que de creatividad, lo que no quita que sea un auténtico ejercicio cinematográfico.

  2. Es un verdadero video-clip, pero con ello no intento ser peyorativo, al ser la respresentación de toda una época.

Leave a Reply