El Cazador

jueves, julio 11th, 2013

«The Deer Hunter», conocida en la mayor parte del mundo hispano-hablante como «El Cazador», estrenada en 1.978, resulta la segunda pelìcula de Michael Cimino, hasta entonces un reconocido guionista de origen italo-norteamericano, cuyo primer filme fuera  «Un Botìn de 500.000 dòlares», realizado en 1.974 y protagonizado por Clint Eastwood y Jeff Bridges, en la que un antiguo veterano de la Guerra de Corea y un vagabundo se disponen a pertetrar un rocambolesco atraco. Con el èxito en taquilla de esta cinta, Cimino recibe la oferta por parte de la «United Artists» de llevar a la Gran Pantalla una historia sobre la Guerra de Vietnam, pràcticamente unas de las primeras pelìculas realizadas, desde un punto de vista cronològico sobre el tema, junto con «El Regreso», también estrenada en 1.978, dirigida por Hal Ashby, protagonizada por Jon Voight y Jane Fonda, puestas en circulaciòn pocos años despues de la retirada estadounidense del conflicto en 1.973 y la reunificaciòn de la antigua colonia francesa, tras el triunfo del Norte sobre el Sur, simbolizada por la caìda de Saigòn en abril de 1.975. Tenìendo en cuenta el impacto psicològico que la contienda y el resultado de la misma conflagraciòn habìa causado en la opiniòn pùblica de Estados Unidos, la propuesta era poco menos que arriesgada, pero Cimino demostrò ser un realizador lleno de oficio y cierta maestrìa, consiguiendo al final un excelente èxito comercial y un reconocimiento de la Crìtica especializada; la propia Academia Estadounidense de Cine pudo ver las posibilidades del filme y lo recompensò con el Oscar a la Mejor Pelìcula, el Oscar al Mejor Director en Michael Cimino, el Oscar al Mejor Actor Secundario en Christopher Walken, el Oscar al Mejor montaje en Peter Zinner y el Oscar al Mejor Sonido en C. Darin Knight, William L. McCaughey, Richard Portman y Aaron Rochin, todos ellos en la edicciòn de 1.978. Debemos recordar que la pròxima pelìcula dirigida por Cimino «La Puerta del Cielo» en 1.980, también financiada por la «United Artists», la hasta entonces màs cara cinta de la Historia, fue un autentico fiasco comercial, llevando a la bancarrota a la mìtica productora fundada por Douglas Fairbanks, Mary Pickford, Charles Chaplin y David Wark Griffith en 1.919, en los mismos albores del cine. 

En «El Cazador» a pesar de que se acusò a Cimino de dar una visiòn parcial y etnocentrista del conflicto, con un poco estimulante maniqueìsmo, se granjea dar una percepciòn realista y cruda de la guerra; el realizador no aborda solamente el conflicto armado, si no que màs bien busca el impacto en las personas que han participado en el, por eso no es una pelìcula bèlica al uso, es un filme sobre la guerra; puede parecer una  cinta de acciòn, pero es ante todo una pelìcula de reflexiòn y con una fuerte profundidad intelectual.

La realizaciòn se muestra portentosa, apabullante y sorprendente, a pesar de su austeridad y sutileza; Cimino consigue una cierta habilidad ante las càmaras y fascina al espectador con fuertes movimientos de estas mismas, creando escenas memorables, llenas de vehemencia y carisma, con un singular impacto emocional y psìquico; se logra un cine lìrico y atormentado, que escarba su identidad en la propia expresiòn de los silencios, como si estos fueran la mejor manera de revelar la propia crudeza de la existencia humana, como si la señal del dolor fuera la nada y la no revelaciòn.

Las interpretaciones son pasmosas, que sin caer en divismos, captan de forma natural lo que el director busca en ellas, destacando Robert De Niro, muy digno en su participaciòn y sòlo con mirarle, se nota las heridas de la guerra en su alma,  Cristopher Walken, inmenso en su papel, el mejor de su carrera, John Savage, con una correciòn tècnica digna de elogio y Meryl Streep, inmensa en esa sensible y lànguida Penelope que espera pacientemente el regreso de su hèroe.

A pesar de ser un guiòn en ocasiones tramposo y planteaumientos supuestamente o superficialmente simplistas, consigue un argumento formidable que hechiza al espectador, tratando un drama humano en que muchos se pueden sentirse identificados. La acciòn comienza en el año 1.968, en  una pequeña poblaciòn industrial del estado de Pensilvania donde tres jòvenes obreros veinteañeros de ascendencia rusa, Michael (Robert de Niro), Nick (Christopher Walken) y Steven (John Savage) son llamados a filas y destinados a Vietnam en el paroxismo del conflicto armado. Se puede vislumbrar que en la pequeña comunidad de origen eslavo, se guarda algunas esencias de la antigua y santa Rusia, como si el espíritu de Pedro el Grande, Tolstoi y Dostoievski estuviera màs presente en las colinas del territorio fundado por Willian Penn que en la entonces Uniòn Sovietica y todo ello en el marco de Guerra Fría, se desarrolla un anti-comunismo por partida doble, por su  procedencia rusa y su ciudadanía norteamericana. Este anti-comunismo es simplista, en ocasiones visceral y con cierta inocencia intelectual, se une a un determinado poso militarista, donde se exalta la camaraderìa y la amistad y se rodea de un machismo proletario, intuyèndose que la guerra va a cambiar por completo esta cosmovisiòn y mentalidad.

Antes de partir al frente, Steven se casa por el rito ortodoxo con Angela (Meryl  Streep), una dulce muchacha de la localidad, tambien con ascendientes rusos, simbolizando la ceremonia de la boda todo lo que dejan atràs los reclutas. En Vietnam, los tres son atrapados por el Vietcong, donde permanecen en un campo de prisioneros en condiciones infrahumanas, con frecuentes torturas y vejaciones, como ser sometidos a una sádica sesiòn de «ruleta rusa»; finalmente los tres consiguen escapar, pero el destino los separarà. Michael regresa a Estados Unidos y se convierte en un ser huraño y distante con sus propios familiares y amigos, un tipo con problemas de adaptaciòn social como la mayorìa de los ex combatientes y con ciertos problemas de conciencia porque se ha enamorado de Linda (Rutanya Alda), la prometida de Nick y casi por casualidad se entera que Steve ha quedado invàlido como consecuencia de las condiciones del campo de prisioneros y la azarosidad de la huìda; Steve habita en una residencia de veteranos de guerra minusvàlidos y no quiere ver a su mujer, Angela, para que no lo vea en el estado en que se encuentra, Michael lo visita y lo anima para que regrese con ella, consiguiendo finalmente el objetivo.

Michael tambien se entera que Nick no ha abandonado Vietnam y vive como un civil en Saigòn, ciudad aun controlada por el gobierno del Sur, Nick està completamente trastornado, cayendo en una espiral de prostitutas, alcohol, drogas y juego y por ironìa del destino, lo encuentra participando en una «ruleta rusa» por apuesta.

8 Responses to “El Cazador”

  1. Interesante reflexiòn sobre la guerra, a pesar del maniqueìsmo, como bien dijiste,

  2. Estoy de acuerdo. Gran filme y grandes interpretaciones,

  3. Impresionante pelìcula, a mi me marcò enormemente. La escena de la «ruleta rusa» es alucinante; Cimino es capaz de conseguir una angustia fìsica en el espectador.

  4. Gran pelìcula y grandes interpretaciones.

  5. Es una peli etnocentrista, pero vale la pena verla.

  6. La Mejor serie de Vietman, y lo sigo diciendo, me encanta la forma que tienes de ver el cine.

  7. Me encanta esta peli.

  8. Interesante filme a pesar de ciertos errores de càlculo.

Leave a Reply