Funny Games

martes, febrero 12th, 2013

Nos encontramos con una película verdaderamente desconcertante, donde se juega una marcada complicidad malsana con el espectador, recreándose en la fascinación de la violencia por parte de un importante segmento de la colectividad humana. Dirigida por Michael Haneke, «Funny Games» (Austria, 1.997), se ha convertido en un film de culto para algunos y una autentica tomadura de pelo para otros. transformándose en la típica cinta de la que se ama o se odia, pero que a ninguno le produce indiferencia, ya que el propio realizador lleva a los espectadores al límite  y los hace enfrentarse de frente con la sinrazón de la violencia, sobre todo si esta es gratuita y no tiene sentido.

«Fanny Games» entra dentro de esos filmes austriacos curvos y tenebrosos, que parece que es propio de la identidad audio-visual del país, como queriéndose escapar de esa imagen Naif y de postal que  medio mundo identifica con el solar original de los Von Habsburg; Haneke, (aunque ha nacido en Baviera la mayor parte de su obra se ha desarrollado en Austria), es junto con otros realizadores austríacos como  Ulrich Seidi (realizador de «Hundstage», ya comentada en este blog), Hans Weingartner o Götz Spielmann, nos muestran una realidad sórdida, retorcida y fuera de parámetros morales, donde se escarba en lo peor del alma humana.

En «Fanny Games» también se juega con el clasicismo, haciéndola una película del subgénero de «Invasión del Hogar», comenzado por el propio David Wark Griffith y continuado por Stanley Kubrick en «La Naranja Mecánica» de 1.971, Sam Peckinpah en «Perros de Paja» del mismo año y David Fincher en «La Habitación del Pánico» de 2002, filmes que se recrean, a veces macabramente, en los miedos y taras de una burguesía bien pensante que se encuentra invadida en su espacio vital y en su forma de vida.

Por otra parte Michael Haneke intenta producir una parodia y utiliza todos los clichés y tópicos propios de una película de terror, aunque huye de los efectismos consiguiendo un estilo muy personal gracias a una maestría y virtuosismo narrativo y visual; se recrea con planos estáticos y largos que parecen eternos, elementos impensables en una cinta que intentara producir pavor convencionalmente; Haneke huye de una estética Gore, en todo el film no se ve ninguna arma de fuego, el horror es ante todo psicológico, lleno de tensión e incertidumbre.

Todos estos ingredientes confluyen en una película turbadora, desconcertante, enfermiza, agobiante, claustrofóbica, Haneke ve el film ante todo como un laboratorio de ideas y sensaciones, tratando al propio espectador como «Conejillo de Indias» en un experimento cruel y sarcástico, que recorre oscuros laberintos donde reina el miedo en el ser humano y provoca que él que ose ver la cinta se sienta culpable, incriminándole de unas actitudes repulsivas lejos de cualquier ética o código moral. Haneke a veces se comporta como un aprendiz de brujo y otra veces como un autentico amo y señor de la cinta, como un semi-dios que es capaz de cambiar a cuenta suya con el desarrollo narrativo de una película clásico y convencional, ejemplo de ello lo tenemos en la famosa escena que rebobina las imágenes, donde algunos lo vieron como un aporte de originalidad y otros lo entendieron como una muestra de egolatría y megalomanía

Otra característica muy digna de tener en cuenta de esta película es el gusto del director por los contrastes, con una dominación casi absoluta del blanco en la luz, en el mobiliario de la casa, en la vestimenta de los personajes a la dureza y perversidad de la acción y de la trama, de la tranquilidad de un hogar al uso, a la locura de un asalto por desconocidos, de las dulces melodias de Hendel y Mozart a la estridencia del Heavy Metal en su Banda Sonora, todo ello como si Haneke nos quisiera explicar que las monedas siempre tíenen dos caras y que todo no tíene por que ser siempre armonioso.

La reciente concesión de la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes en España, «por su obra y trayectoria de gran crudeza con la que desenmascara la hipocresía y doble moral de las sociedades europeas acomodadas» y su nominación al Oscar a la mejor dirección del año 2.013 por su film «Amor» ha puesto a Michael Haneke en la palestra informativa, lo que ha ocasionado una nueva revisión de la cinematografía del bávaro por la Crítica, sobre todo y en particular en «Funny Games»; el relativo reciente estreno del «Remake» estadounidense de esta misma, dirigido por el propio Haneke en  2.007, que en definitiva no es más que una repetición plano a plano de la cinta original austriaca, sólo cambiando el escenario centro-europeo por otro estadounidense y con la inclusión de actores anglo-sajones como Naomi Watts, Tim Roth, Michael Pitt y Brady Corbet, tambien ha supuesto otra nueva mirada a su  carrera.

En la versión de 1.997, se cuenta con un plantel de actores de lo mejor dentro de los de habla alemana,  como  Ulrich Mühe, el tambien  protagonista de «la Vida de los Otros» de Florian Henckel  von Domnersmarck, Oscar a la Mejor Película en lengua no inglesa en 2.006 y recientemente fallecido, que en Funny Games» se muestra soberbio, como también soberbia se encuentra a Susanne Lothar, en sus sufridos papeles de matrimio con hijo pequeño asaltado en su hogar por una pareja de psicópatas, brillantemente interpretados por Arno Frich y Frank Giering que elevan entre todos la categoría del propio guión convirtiendo lo morboso y malsano en arte.

Una acomodada familia alemana formanda por el padre Georg (Ulrich Mühe), Anna (Susanne Lothar) y su hijo Georgie (Stefan Clapczynski) de 11 años se encuentran disfrutando de sus vacaciones en una casa de su propiedad al lado de un lago en Austria; son amantes de la música clásica, de la navegación a vela y del golf; esta vida placentera se ve interrumpida por la aparición en su vivienda por dos jóvenes de pulcra apariencia y extremadamente educados que se hacen llamar Paul (Arno Frisch), de cuerpo vigoroso y atlético y Peter (Frank Giering), con algun kilo de más, haciéndose pasar los dos por amigos de vecinos para crear confianza, pero tras una serie de extraños incidentes que hacen suponer cierta disfunción psicológica en los dos muchachos, Georg pide amablemente que abandonen su vivienda, en ese mismo momento Paul golpea al padre de familia con un palo de golf en la pierna y propone a toda la familia un juego macabro, divertido según su lenguaje, que es adivinar quien conserva la pelota de golf en el bolsillo, mientras Anna es obligada a salir al jardín donde comprueba que el perro ha sido matado, posteriormente los dos jóvenes proponen otro juego, qué es adivinar quien de todos los presentes van a morir pronto, apostando Paul y Peter que serán los tres miembros de la casa; al rato surge una discusión entre los dos chicos, ¿si Anna tiene o no tiene michelines?, no se ponen de acuerdo y comienza el tercer juego, que lo denominan «El Gatito en el Saco», es decir, taparle la cabeza al chiquillo, con el objetivo de preservar la moral, porque Anna es obligada a desnudarse y no es bueno que un niño vea sin ropa a su madre, al ver que Anna no tíene ningun michelín le autorizan volver a vestirse, en ese momento el pequeño Georgie consigue escapar y entra en la casa de los vecinos y comprueba que éstos han sido asesinados, Paul va en busca del niño a la casa y Georgie le dispara con una escopeta, pero sin resultado ya que está sin cartuchos, regresa con el crío a la vivienda del actual secuestro y propone otro juego, advinar la edad de Anna y así con lo números proponer quien morirá  primero de los tres, sin embargo Peter se equivoca y asesina al niño, por lo que dos dos secuestradores deciden abandonar la casa,  Anna aun en estado de Shock, se lanza a la carretera buscando ayuda, Paul y Peter la descubren, regresan a la vivenda con ella y comienza otro juego, que lo denominan «La Esposa Entregada», que con una serie de pruebas, si la mujer las supera, puede decidir si su marido o ella sea el primero en morir, sin embargo en un momento de distracción Anna dispara con una escopeta escondida que ahora la pudo localizar a Peter, en ese momento la película se robina (escena anteriormente comentada),la escopeta no dispara y Paul con la rabia mata a Georg. Tras el amanecer, Paul y Peter llevan a Anna amordazada y la tiran a lago con el objeto de ahogarla, muriendo de esta forma  la mujer, tras este hecho, los dos jóvenes entran en otra vivienda y comienza de nuevo, esta vez con otra familia  unos  «Juegos Divertidos».

5 Responses to “Funny Games”

  1. Lo mejor de Haneke, sin duda, mejor que «Amor» y mejor que «La Pianista»

  2. La versiòn yanky me me gustado bastante menos.

  3. me gusta,

  4. Teneìs razòn, es mucho mejor la versiòn austriaca que la norteamericana.

  5. Parece que esta pelicula ha sido ideada por un psicopata.

Leave a Reply