Sabado Noche, Domingo Mañana

domingo, diciembre 16th, 2012

A  finales de los años 50 del siglo XX, surge en Gran Bretaña un movimiento literario que se denominó «Agry Young Men», nombre que se tradujo más o menos libre al castellano como «Jóvenes Airados» literatos en edad moza, algunos de los cuales ni tan siquiera llegaban la treintena, con una visión totalmente novedosa de su país, escapando del encorsertamiento de los restos del víctorianismo y de la decadencia de su patria al perder el estatus de potencia hegemónica internacional tras la II Guerra Mundial que intentaba sobrevivir con nostalgia de viejas glorias; esa nueva visión se centró en las clases proletarias, sometidas a una amargura existencial por un sistema político y socio-económico que no tenía en cuenta sus intereses y a una mediocridad y una hipocresía de las clases media y alta. Los «Angry Young Man», se encontraron de bruces con una Gran Bretaña hasta aquel entonces desconocida, olvidada y marginada, pero que encerraba tras de si un autentico universo vital, donde se podía construir un sólido edificio creativo. Apostando por un marxismo cercano más al troskismo que al stalinismo y otras veces por un anarquismo primitivo y nihilista, literatos  como Alan Sillitoe, John Osborne, Kingsley Amis, John Wain y Bernad Kops revolucionaron las letras del Reino Unido con una gran incidencia intelectual y social.

Pronto surgió la variante cinematográfica del movimiento, que se autodenominó «Free Cienma» («Cine Libre»), en un principio basado en llevar a la Gran Pantalla las obras literarias de los «Angry Young Men», conteporáneo y con cineastas de la misma generación  que la Nuev Ola  francesa, sus postulados tanto estéticos como intelectuales tambien surgieran de la crítica cinematográfica y de las revistas especializadas, aunque hay que destacar como elemento característico y propio una notable influencia del documental pretendiendo reanudar la perdida y brillante tradicción británica en este género. Directores como Karel Reisz, Tony Richardson o Lindsay Anderson abrieron a nuevas perspectivas el cine de las «Islas». Otro elemento de este movimiento es que se consiguió que una seríe de actores como Albert Finney, Rita Tushingham, Tom Courtnnay y Vanessa Redgrave se mostraran clómplices del mismo y que huyendo del «Star System» se mostratran como un elemento notablemente colaborador del director.

En 1.960 Karel Reiz realiza la versión cinematográfica de la novela de Alan Sillitoe «Saturday Night and Sunday Morning» («Sábado Noche, Domingo Mañana»), con guión del mismo Sillitoe, se consigue transmitir una visón dura, aséptica, realista y poco convencional de la Inglaterra proletaria e industrial. A pesar de tener una serie de personajes prototípicos, Reiz consigue una implicación del espectador al tratar a los mismos con compresión y ternura, lo que produce que todo nos resulte tan cercano, casi diría yo, táctil; sin embargo el verdadero protagonista es el medio social que traga por completo a todos los personajes y ocupa un lugar predominante en el film aunque Reiz no intenta ser un notario de la realidad, como los establecieran los maestros del Neorrealismo italiano sólo una década antes de la realización de la película, Reiz busca ante todo una creación artística basada en la realidad más cotidiana pero no busca recrearse en esa cotidianidad como el principio y como el fin.

En el guión se juega con el eterno conflicto entre el impulso vital del individuo y las exigencias y las convenciones sociales. sobre todo en un país donde parte de su indiosincracia se basa en el respeto a todas estas normas, también juega con el proceso auto-destructivo que algunos creen que es parte sustancial de los individuos apasionados; de esta  manera la dirección de Karel Reiz no está libre de una especie de inclinación sentimental hacia lo pintoresco.

Con un blanco y negro a la vez rudo y limpio, se consigue con ello una mayor compenetración con la trama y la realización está llena de angulaciones frontales, variedad de tamaños de plano, móvilidad de la cámara e iluminación neutra; Reiz con ello busca toda una parábola estética.

Es muy destacable la voz diegitica del protagonista que nos intenta que penetremos en ese mundo arrabalero y anti-burgués, que es a su vez la voz tanto de Sillitoe y de Reiz, pero lo que a contrario se puede pensar, no se busca con este hecho una coartada ideológica, no se pretende dar cobertura a los desposeídos de la fortuna, es simplemente una voz que representa a todo un prototipo sociológico inmerso en un tipo de sociedad que le gusta, pero que tampoco ve forma de salir de ella. Con varias décadas de antelación se pudo vislumbrar el escepticismo predominante en las sociedades occidentales del dia de hoy. «Sábado Noche, Domingo Mañana» es anterior cronológicamente al «Mayo del 68» y en su primera visión se puede notar elementos idealistas y revolucionarios o supuestamente revolucionarios que estallarían al final de la década de los 60, pero con nuevas visiones más renovadas nos podemos encontrar elementos post-modernos que en la actualidad nos resulta especialmente contemporáneos.

La trama gira alrededor de Arthur (Albert Finley), un veinteañero  trabajador de una fábrica en la ciudad de Notthingham en Inglaterra y que al tener cierta independencia económica y continuar viviendo con sus padres le permite llevar los fines de semana una vida alocada llena de alcohol, sexo desenfrenado y peleas continuas, con una madre (Elsie Wagstaff) cariñosa y hogareña, contrapunto de la vida nocturna de Arthur, con un padre (Frank Pettitt) que ha optado en quedarse en casa y sólo ver la televisión, con una serie de amigos mayores que él, todos compañeros de trabajo y especialmente relacionado con Bert  (Norman Rossington), con cuya mujer Brenda (Rachel Roberts) tiene un romance que culmina  quedándose embarazada de Arthur, creándose de esta manera un serio problema y Brenda opta por abortar en una e?oca en que al interrupción voluntaria del embarazo estaba penalizada en el Reino Unido.

Esa vida hedonista y la vez desquiciante puede acabar cuando Arthur conoce a una una muchacha bonita y tradicional llamada Doreen (Shirley Anne Field) que opta ser su novia si Arthur cambia de vida. Un futuro de Arthur en un matrimonio convencional se vislumbra en el horizante vital de Arthur, aunque éste no esté muy convencido de ello.

2 Responses to “Sabado Noche, Domingo Mañana”

  1. En este mundo todo se repite, parece el dia de la màrmota.

  2. Maria, tìenes toda la razòn, este mundo es un autentico bucle.

Leave a Reply