Los Cuatrocientos Golpes

miércoles, febrero 1st, 2012

Esta película supuso el debut de François Truffaut y recibió el premio al mejor director en el Festival Internacional de Cine de Cannes en el año 1.959, por lo que entonces el joven realizador se convirtió en una de las figuras más señeras en el panorama cinematográfico internacional y abriendo el camino para otros realizadores galos o francófonos encuadrados en la denominada «Nouvelle Vague» como Jean-Luc Godart, Erich Rohmer o Alain Resnais que significaron una novedosa y vanguardista lectura del lenguaje cinematográfico a finales de los 50 y principios de los 60 del siglo XX.

Como la mayoría de los realizadores de la «Nouvelle Vague», Truffaut comenzó como crítico de cine en la prestigiosa revista «Cahiers de Cinéma» editada por André Bazin, que alentaba a sus propios colaboradores poner en práctica todas las ideas expuestas en sus páginas y de esta manera el papel se convirtió en celuloide.

Y la primera aventura cinematográfica de Truffaut lo hace con una historia de un puber que a pesar de su corta edad recibe con dureza la propia presión de su familia y el estado que no tíenen misericordia con él, de ahí el propio título del film; a Troffaut le sale una vena ácrata y ve en las normas sociales, políticas, culturales, educativas y religiosas como elementos que acaban con la propia alma humana y como elementos distorsionadores, hasta distópicos.

Este puber de 12 años es Antonie Doinel interpretado por Jean Pierre Léaud, si cuadra el personaje con más larga trayectoria de la Historia del Cine y que también sería protagonista de los filmes dirigidos por el Truffaut, como el sketch «Antoine et Collette» en la película de episodios «l’amor á Vingt Ans»(«El Amor a los Veinte Años») 1.962, realizada tambien por otros directores como el japonés Shintaro Ishihara, el alemán Marcel Ophüls, el italiano Renzo Rossellini y el polaco Andrzej Wajda; «Baisers Volés» («Besos Robados») 1.968, «Domicile Conjugal» («Domicilio Conyugal») 1.970 y «L’amour en Fuite» («El Amor en Fuga») 1.979. films que se ve la propia trayectoria vital del personaje, desde su pubertad, adolescencia, juventud y vida adulta y las propia evolución tanto social, como cultural, política y económica de Francia desde finales de los 50, con el golpe de estado de De Gaulle que instaura el actual régimen de la V República, hasta finales de los 70 con la presidencia del neo-gaullista, aunque con ribetes seudo-liberales de Giscard d’Estaing.

En «Los Cuatrocientos Golpes» Antonie está cerca de la adolescencia, vive en Paris en un barrio obrero , su madre Gilberte Doniel (Claire Maurier) es jovencísima, lo tubo de soltera y como forma de resarcirse de sus errores de juventud es bastante severa con Antoine; está casada con un hombre llamado Julien Doinel (Albert Rémy) que aceptó unirse a Gilber a pesar de haber tenido ya un hijo y que le ha dado el apellido a ese niño; Julien acepta al niño pero no es especialmente cariñoso con él y de esta manera Antoine tiene una relación bastante fría con su madre y padrasto, aunque el propio Antoine de momento piensa que es su padre biológico; Antoine siente que no ha sido un niño querido por su madre, se ve como un estorbo para ella, Antoine a su corta edad es una víctima del desamor, como la mayoría de los adultos, pero con la inocencia e incomprensión del mundo por parte de un niño.

Antoine tíene una inteligencia excepcional, con una gran capacidad analítica de la cosas, le gusta el cine, la literatura y sueña con ver el mar, en cambio le desagrada las matemáticas y la gimnasia; Adora a Balzac, hasta el punto de componer una especie de altar con velas en su honor, ante la desesperación de su padrastro, que lo ve como un inicio de una demencia; también esta adoración no es comprendida por su propio profesor de lengua y literatura francesa, que al escribir Antoine un poema de Balzac en la pizarra es castigado por el docente sin recreo.

Antoine en compañía de un amigo suyo llamado René ( Patrick Auffay) andando por las calles de Paris ve a su madre besándose con su amante causando incluso indiferencia en el niño y le indica a su compañero que no piensa decírselo a su padre (padrastro). La relación entre su madre y su padrastro es cada día peor y los dos consideran que mucha de la culpa la tíene la actitud rebelde y esquiva de Antoine.

Soñando con su compinche con ilusorios y teóricamente lucrativos negocios, piensan que necesitan una máquina de escribir, por lo que roban una en la empresa del padrastro de Antoine y posteriormente la intentan vender a un prestamista que ante la negativa de éste, apresuradamente devuelven la máquina a su primitivo destino y son descubiertos por un vigilante y Antoine se presenta ante el guarda como hijo de Julien Dionel empleado de la empresa; éste al enterarse monta en cólera y el mismo lleva a Antoine a una comisaria de policía. El propio comisario jefe aconseja a los padres de Antoine que pierdan la patria protesta del chaval y que pase a estar tutelado por los servicios sociales y que sea internado en un reformatorio donde aprendería un oficio. Antoine pasa la noche en una celda como si fuera un delincuente adulto y rodeado de ladrones y prostitutas. Al día siguiente ante del juez de menores, Antoine se entera que Julien no es su padre biológico.

Antoine es enviado a un reformatorio cerca de la costa y un día mientras jugaba al futbol con sus compañeros se escapa y se encamina al mar como símbolo de libertad.

Como en muchas obras de la «Novoulle Vage», como «El final de la Escapada» de Godart el argumento es sencillo, aunque lleno de matices, Truffaut a veces intenta irse, escaparse de la historia para transmitir de forma dolorosa momentos de gran intensidad emocional; el film casi es una obsesiva forma de huida, el personaje de Antoine siempre está escapando y esta huída casi se convierte en un fin en si misma, en una forma de vida, porque Truffaut así ve el cine, como una fuente inagotable de sensaciones, como una forma de buscar la libertad y la belleza.

3 Responses to “Los Cuatrocientos Golpes”

  1. La mejor peli de la Nueva Ola francesa, desde mi punto de vista.

  2. Si, el cine es la busqueda de la libertad y la belleza.

  3. Cine acrata, cine que busca la libertad.

Leave a Reply