La Batalla de Argel

domingo, octubre 9th, 2011

Se ha considerado «La Batalla de Argel» dirigida por Gillo Pontecorvo como la película italiana más importante de la década de los 60, en el film anti-colonialista más paragdimatico y el verdadero ejemplo del thriller político de la época; hoy en dia, con las recientes invasiones estadounidenses de Afganistán e Irak y la lucha de las fuerzas estadounidenses y sus aliados contra los distintos grupos insurgentes afganos como iraquies, esta película se ha puesto de nuevo en actualidad al ver elementos comunes en la batalla de los indenpendentistas argelinos contra las fuerzas coloniales francesesas con los esfuerzos anti-insurgentes de Estados Unidos y sus alíados en Afganistán e Irak. Segun diversas informaciones, la película ha servido como ilustración de metódos anti-guerrilleros para fuerzas especiales estadounidenses destinadas en Afganistán e Irak. Anteriormente había ya inspirado la lucha anti-insurgente de los gobiernos argentinos durante los años 70 y la represión de la primera antifada anti-israelí de los palestinos a finales de los 80.

Pontecorvo desde el primer momento quiso dar al film una dimensión extra-cinematográfica y con el devenir del tiempo esta dimensión sigue vigente y por todos estos motivos podemos considerar a «La Batalla de Argel» en el filme político por autonomasia.

Como ocurre en la mayoría de los filmes políticos, recordemos el caso de «Novecento» de Bertolucci, «La Batalla de Argel» fué un proyecto de encargo por parte de las nuevas autoridades argelinas para ilustrar los acontecimientos que llevaron al pais norteafricano a su idependiencia de Francia y para ello buscaron a un director italiano especializado en cine social, de tendencia marxista, que había luchado en la resistencia anti-fascista durante la II Guerra Mundial y que su entrada en el mundo del celuloide había sido como ducumentalista, era el caso de Gillo Pontecorvo.

El resultado fué una coproduccion italo-argelina realizada en 1.965, muy bien recibida por la critica de la época y ganadora del León de Oro del Festival de Venecia en 1.966. Aunque desde el primer momento el film iba a tener difucultades de distribución por motivos politicos, no fué muy bien recibida por el gobierno italiano, entonces presidido por Aldo Moro que había formado un gobierno de coalición de democrata-cristianos, socialistas, liberales y republicanos para impedir la llegada de los comunistas al poder, en Francia fué prohibida hasta 1.971, principalmente por el recelo de sus fuerzas armadas y de los «Pierds Noirs», los colonos franceses de Argelia obligados volver a la metrópoli tras la idependencia de Argelia, en Reino Unido y Estados Unidos se censuraron las escenas de tortura y en España no se estrenó hasta despues de la muerte de Franco.

La acción de la obra transcurre entre 1.954 y 1.962, la película es filmada con un autentico estilo de docudrama, interpretada por un elenco de actores no profesionales en su mayoría que hace recordar al Neorrealismo de los maestros italianos de postguerra, y rodada y narrada a la manera de los noticiarios.

La película comienza cuando uno de los activistas argelinos más buscados por las autoridades coloniales francesas Ali La Poin (Brahin Haggiag) es acorralado por fuerzas anti-insurgentes en un escondite de la Casbah (barrio musulman de la ciudad de Argel), junto con un grupo de partidarios más allegados, en que se incluye una mujer llamada Hassiba Ben Bouali (Samia Kerbash) y un niño llamado Omar (Latafi Ahmed), donde reciben la orden de rendirse o morir; en este momento se produce un flashback y la acción retrocede al año 1.954 donde La Poin recuerda sus orígenes como pequeño delincuente común por lo que es enviado a prisión y que cuando estaba en la cárcel recuerda al ajusticiamiento por guillotina de un dirigente de Frente de Liberación Nacional Argelino, hecho que le hiciera entrar en esa organización una vez salido de prisión, convirtiéndose posteriormente por sus audaces acciones en una auténtica leyenda viva entre los insurgentes anti-franceses.

Entretanto las acciones guerrilleras aumentan considerablemente, pasándose del campo a la ciudad, sobre todo en la capital, Argel, principalmente en su zona europea. La reacción del gobierno francés es la represión, destacando a los paracaidistas como fuerzas especiales anti-insurgentes, diriguidos por el coronel Mathieu (Jean Martin); los paracaidistas no dudan en utilizar métodos de tortura y de desaparición de ciudadanos. Pontecorvo quiere destacar la superficial incongruencia de que algunos de los paracaidistas fueran miembros destacados en la Resistencia durante la ocupación alemana de Francia, algo que lo indica el propio coronel Mathieu en una rueda de prensa.

Si bien la película contó con el apoyo del nuevo régimen argelino, muestra una objetividad excepcional, donde se ve las atrocidades de las fuerzas coloniales y de las propias acciones terroristas de los insurgentes, a las escenas de intimidación y tortura también se sobreponen los atentados terroristas, como el de la cafetería del aeropuerto, en la heladería donde adolescentes «Pierds Noirs» bailan música rock o el ametrallamiento de viandantes en plena via publica en el barrio europeo.

Es muy significativo el cambio de rol por parte de mujeres musulmanas que adoptan formas occidentales para infiltrarse en las zonas europeas de la ciudad y así cometer atentados terroristas.

Todas estas escenas adquieren ,aun si cabe, un mayor relieve con una banda sonora excepcional, un banda soberbia y emotiva, compuesta por el propio Gillo Pontecorvo y el gran genio musical de Ennio Morricone que años después también compondría la banda sonora de «Novecento»

En la parte final del film, La Point y los suyos no se rinden, por lo que su escondite es explosionado perdiendo así la vida; la escena termina con un comentario por parte de los militares franceses lleno de optimismo donde creen que con estas muertes termina definitivamente la rebelión. Sin embargo la escena siguiente ilustra las fuertes manifestaciones anti-coloniales en Argel en Enero de 1.960 y se muestra el poder francés en Argelia muy debilitado y la última escena es el 5 de Julio de 1.962 cuando es proclamada la independencia de Argelia y el entusiasmo del pueblo argelino por este hecho.

Leave a Reply